Noticias y artículos relacionados

¿SABES POR QUÉ LA CLINICA DENTAL AÑORETA TE OFRECE LA MÁXIMA GARANTÍA DE CALIDAD?

Porque es la clínica de tu zona que ha superado con éxito la auditoría de calidad DentalQuality en la norma AE052013/17. Es un centro donde te tratará un equipo de doctores para quienes tu salud bucodental es su principal preocupación, son especialistas comprometidos con la formación continuada, que utilizan materiales de la más alta calidad y técnicas de vanguardia poco invasivas con tecnología de última generación para cumplir un objetivo: tu bienestar físico y emocional.

Ante todo, tu tranquilidad es lo primero. Solo recibirás información clara, precisa y honesta. Planes de tratamiento bajo el diagnóstico de un doctor y sin sorpresas. ¿Por qué podemos afirmar todo esto? Porque el trabajo de la clínica Dental AÑORETA como clínica certificada es auditado para garantizar el estándar de calidad DentalQuality en los siguientes apartados principales:

  • Nivel de formación y exeriencia de los doctores.
  • Análisis de satisfacción de pacientes a través de encuestas masivas.
  • Objetividad y veracidad de las comunicaciones ejercidas.
  • Funcionalidad, comodidad y pulcritud de las instalaciones.
  • Equipamiento tecnológico de diagnosis, tratamientos y esterilización.
  • Calidad de los materiales utilizados.
  • Cumplimiento de los requisitos legales.
  • El centro pertenece a una doctora, no a un inversor.
  • La orientación al paciente del equipo humano.
  • Valoración de un comité de doctores expertos que analiza la reputación del personal clínico, y que la filosofía de funcionamiento del centro antepone la salud del paciente a criterios económicos.


En vacaciones no descuides tu sonrisa

Con la llegada del buen tiempo y el verano la actividad diaria se trastoca. Más horas de luz, más tiempo libre, más tiempo fuera de casa y también las vacaciones para muchos. Lo que debería ser una época de asueto y diversión se puede transformar en una pesadilla por culpa de problemas dentales que, curiosamente, se acrecientan en esta época del año.

Cambio de las rutinas diarias

El cambio de costumbres y la modificación de los hábitos de vida, como comer entre horas o fuera de casa, relajan la atención sobre la higiene bucal, lo que deriva no pocas veces en afecciones como la gingivitis o las caries.

Está demostrado que la higiene bucal empeora durante las vacaciones, incluso se estima que uno de cada cuatro españoles deja de lavarse los dientes total o parcialmente durante sus vacaciones, poniendo en riesgo su salud bucal.

El aumento de placa bacteriana está asegurado si se disminuyen los cepillados, pero además a ello se suman otros factores:

El aumento en el consumo de bebidas alcohólicas y azucaradas favorece la placa bacteriana.

La deshidratación es un problema añadido, ya que disminuye la producción de saliva que nos ayuda a mantener a raya la placa bacteriana.

Para evitar problemas bucales que, además de sanitarios, pueden arruinar unas vacaciones, simplemente hay que seguir con nuestra rutina diaria de higiene dental.

Siempre debemos llevar en nuestra maleta un kit dental que incluya cepillo de dientes, pasta dental, cepillos interproximales, hilo dental y colutorio. Dependiendo de nuestra maleta o tipo de viaje, sobre todo si tomamos un avión, podemos recurrir a formatos de viaje disponibles en cualquier farmacia. Si al llegar a nuestro destino descubrimos que nos hemos olvidado nuestro kit, seguramente podremos adquirirlo en alguna farmacia cercana.

En dicho kit de higiene bucal no hay que dejar fuera las férulas de contención si hemos llevado ortodoncia previamente. No utilizarlas durante varias semanas puede suponer que, a la vuelta de vacaciones, no encaje correctamente y que debamos realizar una visita de urgencia a nuestro especialista.

Si, a pesar de todo, tras una comida o cena fuera de casa no podemos cepillarnos la boca, una solución de emergencia sería beber agua abundante y mascar chicle sin azúcar, ya que con ello aumentamos el flujo salival y ayudamos a la eliminación tanto de las bacterias como de los restos de alimentos que podamos tener.

Otro aspecto a tener en cuenta es que el buen tiempo invita a las actividades al aire libre y al deporte. Debemos extremar la precaución, puesto que hasta un 30% de los traumatismos y fracturas dentales se producen en esta época del año. La utilización de protectores bucales será bienvenida para ciertos deportes con más riesgo, como ciclismo, fútbol o baloncesto.

Y un último consejo: antes de irnos de vacaciones es muy recomendable acudir a nuestro dentista o especialista en salud bucodental. Nos revisará el estado de nuestra boca y podrá alertarnos sobre algún problema incipiente que, fuera de casa, puede transformarse en un grave inconveniente.

Peligro de los implantes low cost

En los últimos tiempos estamos sometidos a un bombardeo publicitario en los diferentes medios de comunicación acerca de los tratamientos con implantes dentales.

Es por esta razón, que la implantología se ha convertido en un asunto comercial en el que se compite por ofrecer el menor precio, en algunos casos con publicidad engañosa, y en el que el paciente es considerado solo un cliente.

La consecuencia es un aumento del número de visitas a nuestras  consultas en Clínica Dental Añoreta por complicaciones implantológicas, como la peri-implantitis, una infección que rodea al implante y que si se agrava puede convertirse en crónica e incluso provocar la pérdida de tejido óseo.

Existen multitud de marcas de implantes dentales, y así existen implantes de alta, media y baja gama. La diferencia de costes entre ellos puede llegar a ser abismal, tanto que el precio de compra a fábrica de un implante de alta gama puede llegar a ser muy superior incluso al precio del implante de bajo coste ya colocado en algunas consultas.

Cualquier ciudadano de a pie, con el uso de una mínima lógica, sabe que nadie trabaja gratis y que nadie da “duros a cuatro pesetas”, pensemos pues dónde está el misterio, que tanto desconcierta a los pacientes,  en cuanto a la diferencia de precios de unas clínicas a otras.

La diferencia está en primer lugar en la MARCA DEL IMPLANTE, no son todos iguales, claro que no. 

Hay implantes con una calidad máxima, en cuanto a diseño de su estructura y superficie de unión al hueso, material,  investigación y estudios a medio-largo plazo que los respaldan, garantía e  internacionalización.

Así también los hay low cost o de bajo coste, con unas propiedades muy inferiores a los anteriores, sin estudios que demuestren a medio  plazo su buen funcionamiento y ausencia de complicaciones biológicas y mecánicas, siendo estas frecuentes tras la colocación de este tipo de implantes.

En segundo lugar, tras la colocación de los implantes, y una vez que estos se han unido al hueso, viene la siguiente fase, la de colocación de la prótesis o dientes sobre esos implantes,  lo que realmente vemos en nuestras bocas, y lo que le da función a esos implantes (los dientes). 

Si los implantes no están bien ubicados, la prótesis será un fracaso, por eso es tan importante una buena planificación del caso desde el momento cero: número de implantes,  colocación en los lugares idóneos, inclinación con la que se colocan…un sinfín de detalles estratégica y concienzudamente estudiados para el éxito final de la prótesis, y del tratamiento a LARGO plazo.

Son pues, muchos los factores que entran en juego, no sólo la calidad de los implantes, sino la buena formación y experiencia del profesional para la planificación idónea del caso, la correcta colocación de los implantes, la calidad de los laboratorios con los que se trabaja de manera íntima para la elaboración de esas prótesis que soportarán los implantes una vez colocados… muchas piezas de un puzle que han de encajar, y ahí está la dificultad de una rehabilitación con implantes, y lo que marca el resultado final.

No estamos hablando de cualquier cosa, estamos hablando de algo que colocamos en nuestras bocas, en nuestro organismo, que usamos diariamente para comer, expresarnos, comunicarnos, y que a fin de cuentas nos dota de una calidad de vida mejor que la que teníamos, o al menos eso pretenden los pacientes cuando se aventuran a un tratamiento con implantes, confiando en las manos de un profesional.

Por último, pedirle a todo aquel candidato a un tratamiento con implantes que madure su decisión, y que no se deje llevar por el precio, ni por publicidades engañosas, que lo barato puede salir caro, y que en definitiva, SU BOCA NO ESTÁ DE OFERTA.

Cómo prevenir la caries y las enfermedades de las encías

La prevención es uno de los factores claves para evitar contraer enfermedades en la boca. Es  necesaria e importante para poder mantener una sonrisa sana y bonita.

Pero, ¿de qué pasos se compone una buena higiene dental? En este post le explicaremos en qué consiste. Aun así si tiene dudas puede contactarnos para que se las aclaremos.

Elementos para una buena higiene bucal

1. Higiene diaria

La higiene diaria debe consistir en 3 cepillados dentales, uno de ellos, preferiblemente por  la noche, acompañado del uso de hilo dental, cepillos interdentales y linguales y colutorio.

Un buen cepillado dental debe durar 2 minutos, pasar por cada una de las piezas dentales en todas sus superficies, incluyendo también el cepillado de las encías

El cepillo, la herramienta básica, debe estar adaptado a nuestras necesidades, no debe ser muy duro ni muy blando y lo debemos cambiar cada tres meses o cuando veamos que las cerdas están desgastadas. La crema dental debe estar adaptada a las necesidades de nuestra boca, su odontólogo le asesorará de cuál es la idónea en su caso.

Tras el cepillado debemos aplicar el hilo dental, que debe pasar por los espacios interdentales sin llegar a dañar la encía. Esto previene las caries interproximales, que se forman entre diente y diente, sólo detectables radiológicamente en sus primeros estadios. En casos concretos, podemos utilizar los cepillos interproximales, que realizan la misma función que la seda dental. Luego podemos aplicar el limpiador lingual y para finalizar un coloturio que debe contener flúor y no debe contener alcohol.

2. Limpieza profesional una vez  al año

Una limpieza profesional  al año es necesaria para eliminar la placa y el sarro que se va acumulando, que con las herramientas que disponemos en casa no podemos eliminar.

Esta limpieza prevendrá la aparición de caries y gingivitis, además el profesional podrá avisarnos si detecta alguna anomalía.

En CENTRO DENTAL AÑORETA, somos especialistas en la prevención, y tenemos programas de prevención específicos para cada caso. No dude en contactarnos si precisa información.

Esto es un párrafo. Puedes cambiarlo y poner tu propio texto, editar el formato y añadir enlaces o imágenes.

Esto es un párrafo. Puedes cambiarlo y poner tu propio texto, editar el formato y añadir enlaces o imágenes.